lunes, 31 de enero de 2011

MILITANCIA REAL O ESTANCAMIENTO.

Han pasado años de historia buena e historia mala, la militancia, concebida y pregonada por los guerreros suburbanos, jóvenes obreros, para quienes la historia cerro sus ventanas y les negó todo atisbo de esperanza, raparon sus cabezas y saltaron a las calles, pregonando la insatisfacción que devoraba sus almas, los peligros de la globalización, las drogas, la injusticia y la degeneración, se forjaron principios, ideales y un estilo de vida.


Una vida diferente en una sociedad diferente, abierta a la inconformidad y a la rebeldía del corazón patriótico, si la lucha merecía, por que no transformarla en moda por qué no pregonarla con música y acciones, porque no sembrar un nuevo mañana.

Se raparon la cabeza como símbolo de la injusticia, se raparon la cabeza prometiéndose cambiar sus vidas o morir en los principios que habían escogido, su juventud pago su inocencia, los partidos colorearon sus almas separaron sus caminos y enfrentaron sus espíritus.

El materialismo, se robo sus almas y los transformo en esclavos de un modelo, les oculto los ideales y sus filas se llenaron de moda olvidando su esencia.

Su espíritu durmió, los hombres de los hilos quisieron manipular su realidad y apropiarse de sus ideales.

Muchos murieron, otros son un fantasma de lo que fue, pero aun así en una minoría vive la chispa de los ideales y la mística de su cabeza rapada, dispuestos a conquistar el futuro con el que soñaron una vez, el futuro que les quieren robar, el destino que les quieren comprar.

El triunfo de la voluntad y el carácter de una sana juventud podrá frenar la revolución que añora destruir lo que conocieron, por lo que vivieron.

La tierra de nuestros padres, la herencia de nuestra historia.

Seremos destruidos si el espíritu no retorna, si los recuerdos y la realidad de la cabeza rapada, no retorna a su origen, si no escapamos del agujero para retomar nuestro lugar como SOLDADOS POLITICOS.

Retomar la bandera o escapar al olvido.

MILITANCIA REAL O ESTANCAMIENTO.

soldadopolitico88

jueves, 30 de diciembre de 2010

Auh Ixquichi In Topa Michiuh

Auh ixquichi in topa michiuh
in tiquitaque in ticmahuizoque
in techocti in tetlaocolti
inic titlaihyohuique.

Auh oc in otlica omitl xaxamantoc
tzontli momoyauhtoc
calli tzontlapouhtoc
calli chichiliuhtoc

Ocuilti moyacatlamina otlica
Auh incaltech hahalacatoc in quatextli.
Auh in atl za yuhque chichiltic za yuhque tlapatlatl
ca yuh tiquique tiquia tequixquiatl.

Auh oc in atl tiquique tequixquiatl xantetl ipan tlatetzotzontli
in atlacomolli za teneneixcahuil
chimaltitlan in pieloya
in oc nen aca moteiccequiliznequi za chimaltitla.

Tiquaque in tzonpan quahuitl
in tequixquizacatl
in xantetl in cuetzpalli quimichi
teutlaquilli. Ocuilli.


Tetonetechquaque
in iquac tlepan quimontlaliaya
i ye icuicic inacayo
uncan con no
yuh tleco quiquaya.

Auh in topatiuh nochiuh
in ipatiuh nochiuh in telpochtli
in tlamacazqui in ichpochtil in piltzintli
i ye ixquich macehualli in ipatiuh mochiuh
za omatecohctli tlaolli za matlactli axaxayaca tla tlaxcalli
tequixquizacatl tlaxcalli za canpohualli topatiuh mochiuh.

In teucuitlatl in chalchihuitl
in quachtli in quetxcalli
i ye ixquich tlazotli
auctle ipa motac za tetepeui.

Después de la Derrota

Y todo esto pasó con nosotros.
Nosotros lo vimos,
nosotros lo admiramos.
Con esta lamentosa y triste suerte
nos vimos angustiados.

En los caminos yacen dardos rotos,
los cabellos están esparcidos.
Destechadas están las casas,
enrojecidos tienen sus muros.

Gusanos pululan por calles y plazas,
y en las paredes están salpicados los sesos.
Rojas están las aguas, están como tenidas,
y cuando las bebimos,
es como si bebiéramos agua de salitre.

Golpeábamos, en tanto, los muros de adobe,
y era nuestra herencia una red de agujeros.
Con los escudos fue su resguardo,
pero ni con escudos puede ser sostenida su soledad.

Hemos comido palos de colorín,
hemos masticado grama salitrosa,
piedras de adobe, lagartijas,
ratones, tierra en polvo, gusanos…

Comimos la carne apenas,
sobre el fuego estaba puesta.
Cuando estaba cocida la carne,
de allí la arrebataban,
en el fuego mismo, la comían.

Se nos puso precio.
Precio del joven, del sacerdote,
del niño y de la doncella.
Basta: de un pobre era el precio
sólo dos puñados de maíz,
sólo diez tortas de mosco;
sólo era nuestro precio
veinte tortas de grama salitrosa.

Oro, jades, mantas ricas,
plumajes de quetzal,
todo eso que es precioso.
en nada fue estimado…



jueves, 23 de diciembre de 2010

Con piedad, marxismo?

Para nadie es novedad que el proyecto político socialista marxista, leninista, estalinista, trotskista y maoísta euroasiático ha llegado a su climas, con la caída del muro de Berlín y el lento, pero, segura reconstrucción del sistema capitalista en los ex-estado socialistas en formación de la Europa del Este y la ex-metrópoli del socialismo científico y/o real, como suelen denominar hoy los románticos izquierdistas latinoamericanos. Ante esta realidad concreta, las llamadas fuerzas sociales corporativas y clasistas se inscriben en el neoindigenismo izquierdizante de sudamérica en particular.

Durante la década del 70 del siglo pasado, la izquierda maoísta y estalinista debatía el carácter social imperialista de la Rusia socialista, que terminó fracturando, el internacionalismo comunista en revisionistas y maoístas, que estos últimos postulaban la guerra popular y el socialismo. Postulado ideológico y político que llevo a la práctica revolucionaria, el genocidio y el etnocidio a las comunidades kechuas del Perú Tawantinsuyano, sin entender que la fuerza revolucionaria de Mao fue el campesinado y la larga marcha hacia el socialismo chino.

Aureliano Turpo.

Manifiesto conservador

En estas fechas de democracia demoledora y contundente, donde se ha mostrado la mayor votación de la historia política de Colombia, también nos encontramos con personas que entienden a la política como la última verdad revelada, olvidando todos los elementos filosóficos que construyen un proceso político.

La ideología es el alma indisoluble de la política, la ausencia de ideología en el trabajo político se puede transformar en caudillismos incipientes, intrascendentes y efímeros; los que tenemos principios políticos claros somos los más atacados, a los que señalan arbitrariamente por ser claros en los postulados; claro está, esto es una verdadera contradicción en la filosofía liberal, que tiene como principal factor el libre pensamiento y el respeto por la diversidad.
Los conservadores debemos defender nuestra idea, sino no seríamos conservadores, la fuerza de nuestra ideología está en la verticalidad de nuestros principios, la disciplina de nuestra tradición está más allá del relativismo político en el que estamos, en el acomodamiento de ideas que es el que desfigura profundamente nuestro desarrollo.
Pero ser conservador es tener ideas claras, el respeto indiscutible por la cultura, entendiendo que la civilización es el principio elemental de cualquier coherencia social; los que somos conservadores también debemos respetar la jerarquía, asimilar el imperio de la ley, la legalidad es la coherencia de la administración del poder, es saber que la ley no se construye aleatoriamente e incoherentemente, no es construir leyes olímpicamente, el conservador debe respetar las leyes, porque si se respeta la ley se respeta el orden.

La historia debe ser la constructora de la vida social, la libertad no es más que un elemento metafísico, que se desarrolla plenamente en el libre albedrío de cada individuo, por ende la fuerza de nuestra ideología no está en la libertad engañosa de algunos líderes caudillistas, sino en la vida como fuente única e insuperable de construcción social.

A LA DIESTRA.